martes, 29 de mayo de 2018

Mujeres de la antigüedad en la literatura


Todos los pueblos han desarrollado su propia literatura, sin embargo, no sólo los hombres han destacado en este ramo, existieron mujeres que sobresalieron en el campo de la literatura, dejando para la posteridad sus grandiosos trabajos. Estas son algunas mujeres que plasmaron sus habilidades literarias en sus magníficas obras.

Macuilxochitzin

Fue una poetisa del siglo XV, hija de Tlacaelel, quien fuera uno de los principales consejeros de varios tlatoanis mexicas. Su nombre significa 5-Flor, llamándose así, quizás porque nació precisamente en esa fecha o tal vez por su afición a la poesía, ya que Macuilxochitl era la deidad de las artes, canto y la danza. Al ser hija de Tlacaelel, creció y se educó entre las altas esferas de Tenochtitlan. Lamentablemente sólo sobrevive un poema que verosímilmente puede atribuirse a Macuilxochitzin, que trata sobre las conquistas de Axacayacatl, gobernante mexica. Todo lo que se sabe de ella es gracias a los cronistas e historiadores que surgieron después de la conquista española, quienes la describen como una mujer que se distinguió en el arte de la poesía.

Canto de Macuilxochitzin (fragmento)

Las flores del águila
quedan en tus manos,
señor Axayácatl.
Con flores divinas,
con flores de guerra
queda cubierto,
con ellas se embriaga
el que está a nuestro lado.

In quauhxochitl
in momac ommani,
taxayacatzin.
In teoaxochitl,
in tlachinolxochitl ic
yzhuayotimani,
yca yhuintihua
in tonahuac onoc.

Murasaki Shikibu

Fue una escritora japonesa quien vivió a mediados del periodo Heian (Siglo XI) y es autora de la primera novela japonesa y también considerada como la primera novela moderna del mundo: Genji Monogatari (La historia de Genji). Nació y creció e el seno de una familia de la nobleza japonesa. Recibió una excelente educación y desde niña destacó por su inteligencia, asimilando libros que eran considerados difíciles en su época. Se casó con Fujiwara no Nobutaka, quien moriría después dejándole una hija. En este contexto Murasaki escribe Genji Monogatari, que retrata de forma muy realista la sociedad de su época. Esta obra trata de la vida y las aventuras amorosas del príncipe Hikaru Genji y sus descendiente a lo largo de 54 capítulos. Gracias a este trabajo llegó a formar parte de la corte de la emperatriz Fujiwara no Soshi, como dama de compañía.

Ban Zhao


También conocida como Huiban, fue una escritora, historiadora e intelectual china del siglo I. Fue hija del famoso historiador chino Bag Biao y hermana del coronal Ban Chao y del historiador Ban Gu. Debido a esto, tuvo acceso a diversas fuentes históricas, filosóficas, literarias y científicas, adiestrándose en diversas áreas de la cultura y la ciencia. Entre sus aportaciones se encuentra el haber completado el Libro de Han, iniciado por su padre y continuado por su hermano, que trata de la historia de la dinastía Han, convirtiéndose en la primera historiadora china. También escribió Lecciones Femeninas, un manual de cómo debe comportarse una esposa, manuscrito que tuvo mucho éxito entre la sociedad china.  Fue directora de la biblioteca imperial y además escribió 16 libros que trataban de crónicas históricas, relatos de viajes y poemas.

‘Ulayya bint al-Mahdi


Fue una princesa abasí, hija del califa  abasí al-Mahdi. Desde que nació tuvo gran influencia de la música y de la poesía, ya que su madre fue una prominente cantora, y su hermanastro, Ibrahim ibn al-Mahdi, un notable poeta. Fue considerada la princesa más dotada de su corte en los campos de la poesía y la música. Sus poemas eran piezas cortas diseñadas para ser cantadas al estilo muhdath. Sus poemas tratan sobre la amistad, el amor y el anhelo del hogar, aunque también incluyen elogioa a Harun al-Rashid (hermanastro y el más famoso califa de la dinastía abasí) y a las victorias sobre sus enemigos. Escribió aproximadamente más de 80 melodías.

Fragmentos

Retenía el nombre de mi amor y me lo seguía repitiendo a mí misma.
Oh, cómo anhelo un espacio vacío para llamar el nombre que amo

Las vicisitudes del amor son terribles, y nadie te informará de ello salvo el que lo ha experimentado 
Las cosas del amor no se rigen por la opinión subjetiva, ni por la analogía o reflexión

Quien sólo ama a un amado, es como que ofrece un culto sincero al creador
Oh amor, por Dios, ¿por que me has abandonado? Me has dejado y no te cuidas de mí. ¿Dónde están los juramentos que me hiciste, poniendo a Dios por testigo? Pero me has traicionado

Tumadir bint Amr ibn Al-Harth ibn Al-Sharid Al-Sulaymah


Mejor conocida como Al-Khansa, fue una poetisa árabe del siglo VII. Fue contemporánea del profeta Mahoma y finalmente se convirtió al Islam. Es considerada la mejor poetisa del mundo árabe. Ella se ganó la fama y respeto en los concursos público orales con sus elegías dedicadas a sus hermanos Sakhrs y Mu’awiyah, quienes murieron en batalla. Se dice que el propio Mahoma quedó impresionado de sus composiciones  poéticas.  Se decía que al-Khansa’ “encendía la envidia en el alma de los poetas árabes y hacía que las mujeres irguieran la cabeza, orgullosas”

Fragmento

O mis ojos, derramaron lágrimas generosamente,
¿No llorar por Sakhr, el generoso?
¿Es que no derramar lágrimas por la audaz,
joven alto y bien parecido que poseía,
cualidades de liderazgo y condujo a su pueblo?

Elia Eudocia Augusta


Fue una emperatriz romana, consorte de Teodosio II, emperador romano de Oriente. Desde pequeña recibió una gran formación literaria y retórica, ya que fue hija del sofista Leoncio. La emperatriz compuso obras variadas, la mayoría con temática religiosa cristiana y algunos de asuntos diversos. Entre sus trabajos destacan el poema sobre la vida de San Cipriano, una paráfrasis del Ocateuco en hexámetros, una paráfrasis de los libros de Daniel y Zacarias y un poema sobre las victorias de su esposo sobre los persas. Todos sus trabajos fueron escritos en griego y utilizó el hexámetro dactílico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario